Estilitas: la marginalidad aérea - El Món d'Ahir | Revista d'història d’autor

José Simón Palmer

Estilitas: la marginalidad aérea

© Pere Llobera

UN ESTILITA era un asceta cristiano que vivía de pie y a la intemperie en lo alto de una columna (stylos) de la que no se bajaba jamás, a no ser en caso de absoluta necesidad o para subirse a otra columna más alta. Este género de vida remonta al monje sirio Simeón. Murió en 459, después de haber pasado no menos de seis lustros sobre su último pilar, de unos 16 metros de altura. Esta forma de ascetismo radical floreció en Siria durante los siglos V y VI y se prolongó durante la Edad Media en el Oriente cristiano, el Cáucaso y los Balcanes, perdurando con adaptaciones hasta la Rusia del siglo XIX y la Georgia actual. En este país, junto a la aldea de Katsji, Maxim Qavtaradze, ahora septuagenario, se recluyó en 1993 en una ermita situada en lo alto de un impresionante monolito de piedra caliza de 40 metros de altura, donde permaneció durante más de veinte años, bajando dos veces por semana para rezar en comunidad. 

Los estilitas eran venerados por gente de toda condición social. Se creía que gracias a su heroico ascetismo servían de intermediarios entre Dios y los ángeles en el cielo y los hombres en la tierra. Se acudía a ellos en busca de curaciones, consejos, resolución de conflictos o simplemente por lo novedoso del espectáculo. Paradójicamente, su separación de la sociedad —aislados del resto del mundo en lo alto de la columna y blindados por sus discípulos— era esencial para su importante labor social.

Més

Aquest article pertany al número que dedica el dossier a "Outsiders".
Si et sembla interessant, pots comprar el número clicant aquí.

Suma’t a El Món d’Ahir

Aquests continguts són possibles gràcies a les aportacions dels subscriptors i lectors. I tu, ja en formes part? Fes-ho possible!