Olga Merino

Humo rojo

© James G. Howes, 1998 / Wikimedia Commons

ACOMÓDESE EL LECTOR en su butaca para el viaje que proponen estas líneas, acompañándolo, si lo desea, de una banda sonora acorde. Hete aquí un par de sugerencias para escuchar a un volumen moderado, puesto que las melodías, trenzadas de viento y metal, se crecen bastante: la Danza del sable, de Aram Jachaturián, y la pieza Red Square Review, del compositor y pianista británico Sidney Torch. ¡Viajeros, al tren! Partimos arrastrados por una locomotora que escupe vaharadas de humo rojo.

Por su inmensidad, por sus confines inhóspitos y helados, Rusia, su historia y su literatura están atravesadas por infinitud de caminos de hierro desde la hora más temprana. El pobre Antón Chéjov, a quien la muerte por tuberculosis sorprendió en la Selva Negra, en el balneario de Badenweiler (1904), tuvo que regresar a Moscú (su cadáver) metido en un vagón refrigerado que transportaba ostras. A su vez, Nikolái Nekrásov dibujó la construcción de la vía férrea sobre los huesos tronchados de los campesinos en el poema El ferrocarril (1864). Y Aleksándr Solzhenitsin, cuando volvió del exilio norteamericano (1994), quiso hacerlo por la puerta trasera del Pacífico, por Vladivostok, y desde allí atravesó en tren el corazón entero de la Madre Rusia para reencontrarse con su pueblo. Convoyes que van, convoyes que vienen, raíles imprescindibles en las tramas de grandes novelas, como Anna Karénina (Tolstói), Doctor Zhivago (Pasternak) o El idiota (Dostoyevski) y, sin embargo, el mas surrealista de los viajes ferroviarios, el que hizo Lenin desde Suiza hasta la capital del imperio ruso, en los albores de la Revolución de los Sóviets, ha pasado de puntillas, a la sordina, como una anècdota prescindible de la historia, cuando en verdad su realización trastocó el curso de los acontecimientos.

Més

Aquest article pertany al número que dedica el dossier a "Trens".
Si et sembla interessant, pots comprar el número clicant aquí.

Suma’t a El Món d’Ahir

Aquests continguts són possibles gràcies a les aportacions dels subscriptors i lectors. I tu, ja en formes part? Fes-ho possible!

Aquest lloc web utilitza 'cookies' pròpies i de tercers per recopilar informació amb una finalitat tècnica. No es guarden ni cedeixen les dades de caràcter personal de ningú sense el seu consentiment. Igualment, s'informa que aquest lloc web disposa d'enllaços a llocs web de tercers amb polítiques de privacitat alienes a Som *. Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca